This is about.me, and you and all of us.

Posted by in Brand Communication / Creativity and R&D

2011/05/11.
Since 4 or 5 years ago what appears on the signature of my emails or on the last business cards I had is something like this: “more contact details at: lorenzobennassar.com/contact.” In fact it’s been a while that I insist in trying, with those companies that I collaborate with, to avoid those endless email signatures that are often larger in size than the message you want to convey. It is a kind of personal crusade to also avoid those unbearable emails with copy of a copy of a copy where it is impossible to find out who said what and when. This also applies to legal signatures and/or environmental friendly policies. And to those who include with every mail a picture with an institutional signature and sometimes even their own portrait. Hasn’t anybody tell them that in 2011 is very likely that most of the recipients read their messages on a mobile phone in which is very uncomfortable to get an attachment with each email? Why if in a conversation face to face we don’t dedicate more time to introduce ourselves than to the rest of the content of that conversation, we do not do the same when we send an email?. As a deaf said when reading the lips of a person who spoke to him very slowly and screaming: “I am deaf, not stupid.” Communication is communication no matter the media, and of course each media has its quirks but there are some basics that should always be applied.
Anyhow, back to the subject of this post, the other day I found someone who has been faster than me and has raised the funds (it’s been a few times now) to make a business out of this signature thing or an alternative to those business cards that I loose more often every time. First was Cardcloud, a simple mobile application that offers a “business card” in the cloud to share it, of course, with whoever you want, whenever and however you want (well, almost). And then I found About.me. A service that offers everybody a small window in the net to introduce yourself as you like. Besides a more appropriate name, I think is also better designed (they just need to get into mobiles without an internet connection now). Because this is what the network is all about. About exchanging information. About communication. About us. About you. About.me

Esto es acerca de mi, de ti y de todos nosotros.

Ya desde hace 4 o 5 años lo que aparece en la firma de mis correos electrónicos o en las últimas tarjetas de visita que tuve es algo parecido a esto: “más datos de contacto en: lorenzobennassar.com/contact“. De hecho desde hace un tiempo insisto, con aquellas compañías con las que colaboro, en intentar evitar esas interminables firmas de correo que muchas veces son muy superiores en extensión al mensaje que queremos transmitir. Es una especie de cruzada particular para evitar también esos insoportables mails con copia de copia de copia en los que es imposible enterarse de quien dijo que y cuando. Esto se aplica también a las firmas legales y/o las de protección del medio ambiente. Y a los que incluyen con cada mail una imagen con su firma institucional y a veces incluso su propio retrato. ¿Nadie les ha dicho que en 2011 es muy probable que la mayoría de sus destinatarios lean el mensaje en un móvil en el que es muy incomodo recibir algo adjunto con cada correo? ¿Por que si en una conversación cara a cara no le dedicamos más tiempo a la presentación que al resto del contenido de la conversación, no hacemos lo mismo cuando mandamos un correo electrónico?. Como decía el sordo que leía los labios de una persona que le hablaba muy despacio y chillando: “Que soy sordo, no imbécil”. La comunicación es comunicación sea en el medio que sea, y por supuesto que cada medio tiene sus peculiaridades pero hay básicos que siempre se deben aplicar.
En fin, a lo que vamos, el otro día encontré alguien que ha sido más rápido que yo y ha buscado los medios (ya van unas cuantas) para hacer un negocio de esto de las firmas o de una alternativa a las tarjetas de visita que cada vez tardo menos en perder. Primero fue Cardcloud, una sencilla aplicación para móviles que te ofrece una “tarjeta de visita” en la nube para poder compartirla, como no, con quien quieras, cuando quieras y como quieras (o casi). Y después he encontrado About.me. Un servicio que pone a disposición de cualquiera una pequeña ventana en la red dónde puedes presentarte como más te guste. Además de haber acertado más con el nombre, creo que está también mejor pensado (solo les falta entrar en los móviles sin conexión). Y es que es de esto de lo que va la red. Acerca de intercambiar información. Acerca de comunicar. Acerca de ti. Acerca de mi. Acerca de todos nosotros.

Next / Siguiente